Etiqueta: Ungüento

Perfumes divinos

El perfume evoca recuerdos

Año 3.500 a. C.

En Sumeria, que era la civilización más avanzada y compleja del mundo en esa época, la vida tenía que ser también más compleja; ellos fueron los que crearon el primer sistema de escritura del mundo, los primeros en usar instrumentos de bronce, los primeros en fabricar ruedas y contrariamente a lo que muchos suponen, fueron ellos y no los egipcios los que desarrollaron por primera vez ungüentos y perfumes. Cuando los arqueólogos encontraron el sepulcro de la reina Schubab de Sumeria, se sorprendieron bastante al hallar a un costado del cuerpo una cucharita y un pequeño pote trabajados con filigrana de oro: la coqueta reina había guardado allí su pintura para los labios. En la Epopeya de Gilgamesh (un poema asirio del año 2.300 a. C. que debió copiarse de textos acadios mucho más antiguos, a juzgar por la aparición de algunos de sus personajes en tablillas cuneiformes de la mitología sumeria, de donde debieron de ser extraídos y adaptados por los acadios) se encuentran muchas citas que hacen referencia a la perfumería y a la cosmética.
Leer más »

Entrada publicada en Noticias | También etiquetada con , , | Dejar un comentario

La ruta del perfume

La historia cuenta que Alejandro Magno era un tipo muy aseado, que era capaz de perfumar cualquier habitación con sólo el aroma de su cuerpo. En la Edad Media se fabricaron ungüentos con sustancias aromáticas, musgo incluido y después de un período de utilizar animales, la buena gente de los siglos XVIII y XIX decidieron volver al agua de flores.

El perfume está tan presente en la historia del hombre como cualquier héroe o leyenda, pero ¿dónde comenzó todo?

Sin lugar a dudas que los aromas de la naturaleza han acompañado al ser humano desde el primer día: las flores, el mar, los árboles, el excremento de algún mamut…
No obstante, la idea de “perfume” nos dibuja una fragancia agradable y que podemos llevar con nosotros, así que si vamos a especular me uno a Ramón Planas i Buera del Museo del Perfume de Barcelona. Él imagina que todo comenzó en la prehistoria, el día que uno de aquellos hombres primitivos encendió una hoguera para calentarse o para alejar las fieras que pudieran acecharle y, por pura casualidad, encendió algunas ramas o resinas de un árbol y éstas comenzaron a desprender un olor agradable, un olor inédito que nunca antes había sentido nadie. A esta visión agregamos que todo debe haber partido de un niño; algún chico inevitablemente atraído por las llamas acercó una rama a la hoguera y después de recibir el grito y reto de sus padres se alejó corriendo con el palo humeando, invadiendo el ambiente con una nueva fragancia. “Quizás el hecho de encontrarla tan agradable y de que el humo se elevase directamente hacia el cielo, les hizo pensar en utilizarlo como ofrenda a las divinidades o a las fuerzas sobrenaturales que lo habitaban y que desde allí arriba regían sus frágiles destinos en la Tierra” cierra Don Ramón. ¿Por qué no? Aún en la actualidad son innumerables las ceremonias y religiones que utilizan fuertes aromas como parte de las alabanzas a santos, dioses o demonios…

Entrada publicada en Noticias | También etiquetada con , , , , , | Dejar un comentario
  • Buscar

  • El mural

    En el mural de los perfumes puede dar a conocer su emprendimiento de perfumería, belleza o moda. ¿Su empresa ya está en el mural?
    El mural
  • Links sociales

  • Etiquetas

  • RSS Ultimos perfumes de mujer

  • RSS Ultimos perfumes de hombre